z

Diccionario de la Música en el Paraguay

Lara Bareiro Carlos

Compositor y Director de Orquesta


Nació en Capiatá  el 6 de marzo de 1914. Realizó sus primeros estudios en la Banda de Músicos del Batallón de los Boy Scouts, luego a partir de 1932 en la Banda de la Policía de la Capital y en el Ateneo Paraguayo con Remberto Giménez. En 1943 obtuvo una beca del gobierno del Brasil para estudiar en la Escuela Nacional de Música de la Universidad de Río de Janeiro,  donde permaneció durante ocho años. Estudió armonía, contrapunto y fuga con Newton Padua, José Paulo da Silva y Virginia Fiuzza, composición con J.Ottaviano y violín con Francisco Chiafitelli. También recibió lecciones de dirección orquestal de Francisco Mignone, llegando a constituírse en el músico de más alta formación académica del Paraguay. En 1950 egresó de la Universidad y dirigió un concierto, con sus obras, en Río de Janeiro. A su regreso al país, en 1951, creó la Orquesta Sinfónica de la Asociación de Músicos del Paraguay, con la que trabajó durante dos temporadas. Estrenó el ballet El Sueño de Renee y la Suite Guaraní de Juan Max Boettner, la Sinfonía en Si bemol de Otakar Platil y otros autores. En 1954 dirigió Madame Butterfly de Puccini, con el elenco de Sofía Mendoza. Debido a la intolerancia política reinante fue enviado a confinamiento y en 1955 al exilio. La campaña en favor de la Orquesta Sinfónica de la AMP y la experiencia acumulada por los propios integrantes creó el ambiente favorable para la fundación de la Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Asunción (OSCA),  en 1957. Al igual que numerosos músicos paraguayos, vivió exiliado en la Argentina por más de tres décadas, sin poder regresar al Paraguay. Dirigió conciertos en Buenos Aires y Santiago de Chile, grabó discos y se desempeñó como director de coros y docente. Como director de orquesta es recordado por su disciplina y organización,  en tanto que como compositor su labor fue más fecunda  en cuanto a producción y calidad. La difusión de su obra fue proscripta durante los 35 años de la dictadura del régimen de Alfredo Stroessner, y recién cobró difusión a partir de 1989. Se traducen en sus composiciones,  influencias del estilo impresionista, con la utilización de material procedente del folklore musical del Paraguay. El crítico musical del Diario Noticias de Río de Janeiro (1947), luego del estreno de obras del compositor escribió: «Muy joven Lara Bareiro se muestra un continuador de su compatriota José Asunción Flores, cuya principal preocupación ha sido de amalgamar la música folklórica con la clásica, presentándola en forma de guarania. La guarania en Do mayor de Lara Bareiro es una página impregnada también de canto nativo;  la escritura no presenta mayores novedades, pero, entre tanto, revela bastante buen gusto y deja sentir la vocación del autor. Su musicalidad activa en busca de recursos más amplios y es poseedor de un espíritu creador. Lara Bareiro debe incluirse en el grupo de algunos músicos que trabajan por el cultivo de la música erudita en el Paraguay, por la energía que dedica en propio beneficio de sus gentes». Fue presidente de la Asociación de Músicos del Paraguay entre 1940 y 1943. Entre sus obras sinfónicas se encuentran: Suite Paraguaya Nº 1 y 2, de la serie Acuarelas Paraguayas. Concierto para piano y orquesta, Gran Guarania en Do mayor, «Koeyu mbae apohara rapepe» estrenada por la orquesta Sinfónica de Río de Janeiro, Guarania Sinfónica para coro y orquesta,  sobre textos de Enrique Bogado. De su creación para piano se destacan sus Acuarelas Paraguayas,  y para guitarra, Tres piezas en Mi. Es autor además canciones populares y arreglos sinfónicos de música de inspiración folklórica. En la década de 1950 grabó en Buenos Aires con la Orquesta Sinfónica de la Asociación del Profesorado Orquestal el disco La más bella música del Paraguay, con obras de Luis Cañete, Severo Rodas,Francisco Alvarenga,  Julio Escobeiro, con sus arreglos y de Francisco  Alvarenga (Sello Odeón Buenos Aires) y otros. En 1996 el gobierno nacional le otorgó la condecoración póstuma  Honor al Mérito. El libro conteniendo sus memorias fue publicado en Asunción (Memorias de un proceso histórico y cultural. Ed. Ñandutí Vive y Don Bosco. 1997). Falleció en Buenos Aires el 20 de octubre de 1987.

VOLVER ATRÁS