z

Diccionario de la Música en el Paraguay

Lloronas

Desde los tiempos de la Colonia, a lo largo del cono sur,y fundamentalmente en pueblos y villorios del interior,  es frecuente observar en los velorios y entierros, a grupos de mujeres que a pesar de no pertenecer al entorno familiar del fallecido, entonan rezos, cantos en tono de lamentos, sollozos, hondos suspiros y alaridos. Son las lloronas profesionales, -por lo general mujeres de edad avanzada, beatas-, que reciben sus honorarios para la ocasión. Su función específica consiste en exteriorizar el ambiente de dolor, cantar las virtudes del fallecido,  y acompañar todo el proceso desde el inicio del velatorio hasta el momento del sepelio, en que su participación llega al punto de máxima expresión. Un típico texto entonado y sollozado por las Lloronas refiere: « Ay de mí. Miserable que fui, a las almas escucha, Ay dolor « . Famosas lloronas de barrios asuncenos,  a comienzos del siglo eran: Ña Suave de Trinidad y Ña Zoila. Según las crónicas de la época,  las tarifas eran las siguientes: simple sollozo, 2 pesos y medio por pareja; lamento con plagueo, 4 pesos; lamento con plagueo y jepokyty, 6 pesos;  se podían agregar a esta última categoría escenas de desesperación, por unos pesos mas. (Animas, ver).    

VOLVER ATRÁS